Los hilos tensores PDO o hilos tensores mágicos es un nuevo método para tratar y prevenir la flacidez con resultados naturales. La técnica no requiere de cortes ni suturas y los hilos (de polipropileno o poliamidas son de material biocompatible y reabsorbible por nuestro organismo. Este método sin cirugía asegura resultados duraderos.

La aplicación estratégica de los hilos reafirma la zona y estimula la creación del colágeno de nuestro propio organismo, consiguiendo así aumentar la tensión y estructura de la piel. Los hilos se reabsorben a partir de los 6 meses, pero los efectos duran más tiempo gracias a la estimulación del colágeno.

Están especialmente indicados en personas (hombres y mujeres) que tengan una flacidez sutil en la piel. Las zonas más demandadas son:la cara interna de brazos, cara interna de muslos, glúteos, mamas y abdomen.

Duración

45
minutos aproximadamente

Sesiones

1

procedimiento ambulatorio por el que no se requiere hospitalización ni anestesia.

Resultados

duraderos

y se ven íntegramente al mes de su aplicación