Es difícil tener una figura armónica, saludable y atractiva sin un abdomen mínimamente terso y firme.

Tanto en hombres como en mujeres pueden presentarse problemas abdominales, que pueden ser debidos a la carencia de tono muscular (debido a la vida sedentaria o los partos), al exceso de grasa (cúmulos de grasa en el abdomen) o exceso de piel por flacidez (por adelgazamientos bruscos o partos). La abdominoplastia genera más tensión muscular y elimina la grasa y la piel sobrante del abdomen.

Técnicas:

Para la eliminación de la piel sobrante, se practican incisiones en zonas discretas, como el bajo vientre, en forma de media luna y alrededor del ombligo, en casos en los cuales el abdomen es muy prominente.

Existen situaciones intermedias en las cuales se combina con una liposucción abdominal frontal o en sus zonas laterales.

La Dermolipectomia también puede ser braquial (de los brazos) y/o crural (de las piernas).

Recuperación:

Pueden aparecer molestias durante los primeros días y son parecidas a una sensación de agujetas que se calman con analgésicos habituales.