Aumento de mama

La mamoplastia de aumento o aumento de mama es una técnica que permite mejorar el aspecto de pechos pequeños, asimétricos o caídos, mediante el implante de prótesis.
Una buena implantación de prótesis de calidad genera unos pechos con una forma y tamaño más estéticos que, a la vez, presentan un aspecto y un tacto completamente naturales.

Técnicas:

El implante puede colocarse, básicamente, en dos zonas: bajo el músculo pectoral o bajo la glándula mamaria.

La incisión que se realiza es siempre mínima. Acostumbra a hacerse en el borde inferior de la areola (el círculo más oscuro de la piel, que rodea el pezón) con el que queda disimulada por la propia rugosidad natural del tejido y resulta inapreciable a las pocas semanas.

La intervención precisa de anestesia general y uno o dos días de permanencia en el centro hospitalario.

Recuperación:

El resultado de la operación es inmediato en la propia sesión quirúrgica, con lo que la silueta queda modificada desde el mismo momento de la intervención.

Se realiza un detallado seguimiento postoperatorio, en el cual se cuida que la paciente se encuentre segura y acompañada.
Tras la cirugía, y durante unos días, se recomienda no realizar esfuerzos y/o movimientos bruscos que puedan afectar a la zona pectoral.

Reducción de mama

La mamoplastia de reducción es una técnica que permite remodelar unos pechos grandes, disminuyendo su peso y descargando la columna vertebral y los hombros.

Mejora la estética del pecho aliviando el sobreesfuerzo por el exceso de peso.

Esta intervención no se limita a reducir la mama, también la iguala y le da forma natural y estética.

Técnicas:

Consiste en extirpar la grasa y la piel sobrante, elevando la zona del pezón y la areola, a la vez que se da forma y turgencia.

Recuperación:

En general, tras la intervención se requiere un ingreso de 24 horas, con vendajes y drenajes. Es posible sentirse fatigada y dolorida durante unos días. Aún así, podrá realizar una vida casi normal en dos o tres días.

Elevación de mama

La mastopexia permite remodelar unos pechos caídos o flácidos levantando y mejorando su forma y textura. Es una cirugía muy gratificante pues devuelve la estética al pecho y su forma y tersura.

Puede acompañarse, si se desea, de la colocación de una prótesis para aumentar su volumen.

Técnicas:

Las técnicas que se utilizan en esta cirugía son muy parecidas a las de la reducción mamaria.

Recuperación:

La paciente puede realizar una vida casi normal en dos o tres días.