La rinoplastia o cirugía de la nariz es uno de los procedimientos más comunes en cirugía plástica.

Se utiliza para reducir o aumentar la medida de la nariz, cambiar la forma de la punta o del puente. También sirve para agudizar la apertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

Cada paciente tiene unas necesidades y precisa un tipo de cirugía diferente.

Técnicas:

Se basa en modelar la armadura del hueso y el cartílago que se encuentra en la piel de la nariz.

En la mayoría de los casos, la operación se realiza por el interior de los orificios de la nariz con una sencilla incisión. En estos casos la cicatriz es del todo invisible.

Otra técnica también utilizada, en los casos que es necesario apretar las alas de la nariz, es la técnica abierta, sólo en este caso puede quedar una pequeña marca, que suele ser imperceptible.