La episiotomía es un corte quirúrgico que se practica a la mayoría de mujeres que han tenido partos vaginales. Casi la mitad de las mujeres que poseen esta cicatriz sienten dolor durante la penetración.

¿En qué consiste?

La intervención consiste en extirpar excesos de piel para dar una sensación más firme en la apertura vaginal. Así, puede acompañarse de Vaginoplastia.

Esta cirugía vaginal reparadora alivia a las pacientes que sienten mejora y el dolor desaparece o  se reduce considerablemente, mejorando así su calidad de vida de forma significativa.