La labioplastia reductora o ninfectomía, está recomendada en mujeres cuyos labios vaginales mayores o menores tienen un tamaño anormal, asimétrico o son colgantes. Esto puede deberse a causas congénitas u otras.

La cirugía estética genital ayuda a mejorar la apariencia y autoestima de los pacientes. Es importante para la mujer poder eliminar anomalías para una mayor comodidad al llevar trajes de baño, hacer deporte, o montar en bicicleta, además puede
mejorar la satisfacción en las relaciones sexuales.

El proceso de recuperación tras la cirugía suele ser de tres días.