La vaginoplastia consiste en el estrechamiento de la vagina con el propósito de mejorar el tono de la musculatura, la elasticidad y el control de la vagina.

Suelen solicitar este tipo de intervención mujeres que, por edad, maternidad, morfología, etc. desean cerrar los músculos que están alrededor de la vagina para fortalecerlos y hacerla más estrecha.

Esta es una cirugía con anestesia general y con ingreso hospitalario. Suele durar entre 1 y 2 horas y acostumbra a tener una noche de ingreso.