Una sonrisa bonita, blanca y radiante es una buena carta de presentación. Pero lo cierto es que, en gran medida, tener o no unos dientes bonitos depende de cuestiones genéticas.

El tono de blanco viene determinado por el color de la dentina. Se oscurece porque al envejecer el esmalte se hace más traslúcido, y además influyen mucho otros factores como los hábitos alimenticios, el tabaco, etc.

El blanqueamiento dental LED es uno de los mejores tratamientos de estética dental para devolver el blanco perdido a su sonrisa.

Los diferentes blanqueamientos dentales profesionales se basan en el mismo principio. La aplicación de un gel de peróxido de hidrógeno sobre la superficie de los dientes que consigue aclarar sus tejidos internos (dentina), sin dañarlos ni alterar su estructura.
El tratamiento puede combinase en clínica y en casa, según las recomendaciones del dentista que serán diferentes en cada paciente.

¿Cómo funciona el blanqueamiento dental LED?

Un blanqueamiento LED es un tratamiento completamente seguro que permite activar las moléculas del gel blanqueador que se aplica sobre los dientes del paciente. La radiación de la lámpara acelera la liberación de las moléculas blanqueadoras del peróxido de hidrógeno, ofreciendo a los pacientes excelentes resultados mucho más rápido que con otros tipos de blanqueamiento dental.