La periodoncia es una enfermedad dental ocasionada por la gingivitis progresiva. Produce inflamación e infección de los ligamentos así como huesos que sirven de soporte a los dientes.

Los síntomas más frecuentes son: encías inflamadas, color rojizo, encías que sangran con facilidad, sensibles al tacto, mal aliento, dientes flojos, pérdida de dientes, supuraciones y abcesos gingivales.

El tratamiento más eficaz contra la periodontitis es:

  • Realizar un diagnóstico clínico y microbiológico.
  • Sesión de limpieza bucal e instrucciones de higiene oral.
  • Terapia periodontal y antimicrobiana.

A nuestros pacientes les hacemos seguimientos periódicos y tratamos de frenar también sus procesos periodontales. Lo hacemos con aprendizaje de técnicas especiales de cepillado para pacientes periodontales.

Referente a la periodoncia:

  • Tiene como objetivo la eliminación de los factores irritativos e infecciosos presentes en los tejidos de soporte de los dientes, para conseguir el mantenimiento de los dientes, la función y la estética, y evitar la movilidad, la pérdida de hueso y de los dientes.
  • Como en todo proceso de cicatrización, se debe mantener la mejor higiene oral posible.
  • El éxito del tratamiento recae en un correcto mantenimiento posterior. Será necesario hacer revisiones cada 4 o 6 meses o según indique el profesional.
  • El tabaco siempre empeora el pronóstico.