El peeling ultrasónico es una nueva aparatología estética que funciona con ondas de ultrasonido con el objetivo de regenerar la piel.

Es una de las diferentes formas de regenerar el colágeno de la piel, además elimina las células muertas, lo que limpia y permite una mejor oxigenación de las células vivas, esto favorece a la uniformidad del color y tono de nuestra cara.

El tratamiento se realiza a través de un manípulo en forma de espátula que es el emisor de las ondas de ultrasonido, no doloroso ni produce enrojecimiento en las áreas tratadas.

Este tratamiento puede combinarse con otros como la oxigenoterapia o la mesoterapia facial.