El ejercicio, la dieta, la hidratación y los buenos hábitos son importantes para mantener un abdomen juvenil y un buen tono muscular.

Pero hay factores como el embarazo o los cambios importantes de peso, que afectan a los músculos, abriéndolos y rompiendo la unión entre ellos. Es muy común en las mujeres, notar un vacío en la zona mediana de la barriga. Esta debilidad puede producir molestias como abdomen hinchado, sensación de digestiones molestas, y en casos avanzados, aparición de hernias.

Esta anomalía, es muy frecuente en mujeres después de los embarazos y también después de subidas y bajadas sucesivas de peso.

En estos casos sólo puede mejorarse con la cirugía de abdominoplastia.

¿Cómo se realiza la abdominoplastia?

El músculo se repara suturándolo de arriba abajo para crear un efecto de “corsé” interno que tensa de nuevo el abdomen. Esta intervención llamada plicatura de músculos rectos, se realiza con una cicatriz por encima del pubis que quedará tapada con la ropa interior.

Por esta misma cicatriz podemos realizar otros procedimientos para mejorar la estética global del abdomen. Como es eliminar piel y grasa sobrante en casos de flacidez, o realizar un lífting de pubis, puesto que en pacientes que se adelgazan mucho puede también descolgarse.

Para adelgazar la zona de cintura o cadera, lo más conveniente es asociar una liposucción de estas zonas.

Dra. Dolors Mejina
Col. 29.289 COMB
Miembro de la SECPRE
Grup Policlínic

¿Quieres saber más sobre la Dra. Mejina?