La técnica del lipoláser es el último avance en tecnología láser que permite eliminar, en una única sesión y de forma duradera, los cúmulos de grasa localizados.

Gracias a la luz monocromática del láser, que trata específicamente el tejido graso, podemos remodelar zonas como el abdomen, las caderas y flancos “cartucheras” o, incluso, se pueden tratar zonas que no estaban recomendadas con la liposucción tradicional como son: la cara interna de los muslos y las rodillas, la espalda, entre otras. Esta tecnología también la utilizamos en pacientes con flacidez producida por la edad, constitución, cambios de peso o postparto.

Esta técnica es de alta precisión y proporciona una retracción cutánea producida por el efecto térmico del láser que facilita la regeneración de proteínas como son el colágeno y la elastina, que producen un estiramiento y tensan la piel.

¿En qué consiste el lipoláser?

Es mínimamente invasiva y se realiza en una única sesión y tiene una duración de entre 1 y 2 horas. Esto permite que el paciente pueda reincorporarse a las actividades habituales a las 24 ó 48 horas. Es un procedimiento ambulatorio por el que no se requiere hospitalización y se practica con anestesia local.

El lipoláser es, pues, una técnica ideal para tratar acumulaciones de grasa que no responden a dieta o ejercicio. Esto es porque permite remodelar la figura a la vez que permite reducir celulitis y flacidez.

Dra. Silvia Ciscar

4.018 COMT

Unidad de Medicina estética y

Plataforma médica láser