El verano es la época del año en que estamos más expuestos al sol. Los rayos solares, en pequeñas dosis, son beneficiosos para nuestro cuerpo y para la salud. Pero las radiaciones, pueden ser perjudiciales y favorecer por ejemplo, la aparición de manchas solares en nuestra piel.

Tipo de manchas:

Hay que tener en cuenta que se tiene que diferenciar entre dos tipos de manchas en la piel que, a simple vista, pueden presentar confusión:

Manchas solares o léntigos:

Las manchas solares son de forma circular y aparecen en las zonas del cuerpo que han sido más expuestas al sol. Estas manchas salen del sol que nos ha dado 30 años atrás, no de la exposición del mismo año. La epidermis tiene memoria y almacena la exposición crónica al sol. Este tipo de manchas pueden aparecer durante todo el año.

Manchas hormonales melasmas:

Las manchas hormonales presentan el mismo tono de color que los léntigos, tienen una forma irregular y acostumbran a aparecer en personas jóvenes y/o después de los embarazos. Estas se acentúan en verano con la exposición al sol a pesar de que no sea esta la causa que las origina. Para este tipo de manchas se puede utilizar el láser, aunque es necesario estudiar el caso para evitar cualquier contradicción.

A quien aparecen?

La aparición de estas manchas es más frecuente en personas de piel clara, y por el contrario de las creencias, pueden salir durante todo el año. Las zonas de aparición dependerán del sexo. En el caso de las mujeres es más habitual que las manchas aparezcan a la cara y en el escote. En el caso de los hombres, tienen más incidencia a la espalda.
Es importante que nos visitemos para recibir una valoración de un médico especialista que nos aconseje el tratamiento más adecuado en cada caso.

El uso del láser y sus beneficios

El láser IPL es el sistema más adecuado para la eliminación de las manchas. La luz láser absorbe la parte oscura de la mancha y la destruye. El número de sesiones dependerá del color de esta y oscilará entre 2 y 6 sesiones.

El momento más oportuno para realizar el tratamiento es entre el otoño y la primavera.

En contra de lo que se suele pensar, la piel bronceada ayuda a eliminar las manchas con láser. El motivo es que al ser más oscuras, el láser las detecta mejor y favorece su tratamiento.
El láser también detiene el envejecimiento de la piel y favorece la creación de colágeno. Es recomendable repetir 2 ó 3 veces al año puesto que se ha demostrado que, cada sesión de 5 minutos equivale a 3 meses de rejuvenecimiento de la piel. Incluso en países como en el Japón, utilizan este láser como uno de los tratamientos más habituales de rejuvenecimiento.

Pide cita ahora en cualquiera de nuestros centros.

 

Dra. Cortés
Col. 32.832 COMB
Plataforma médica láser
Grup Policlínic