Fisioterapia deportiva, infantil, respiratoria, neurológica, traumatológica… son apellidos fáciles para identificar la tarea que desarrollan los fisioterapeutas, pero cuando nos referimos al ámbito uroginecológico existen fronteras como el desconocimiento así como los “tabúes”. El suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos y tejidos de la parte inferior de la pelvis, así como la fisioterapia del suelo pélvico los trata para poder controlarlos.

La fisioterapia pelviperineal y el suelo pélvico:

Fisioterapia pelviperineal (que viene de la unión de los términos “pelvis” y “periné”) es una disciplina terapéutica que permite evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico y del ámbito sexual en hombres y mujeres.

Las funciones del periné

No somos conscientes de su importancia hasta que dejan de funcionar y nos afecta mucho en nuestro día a día.

• FUNCIONES DE CONTINENCIA: el suelo pélvico controla los esfínteres para una correcta micción así como defecación.
• FUNCIÓN SEXUAL: los músculos perineales tonificadores mejoran la calidad de las relaciones sexuales.
• LA FUNCIÓN REPRODUCTIVA: el periné es el último obstáculo que tiene que salvar la cabeza del bebé, ayuda a que su cabeza rote y produzca una contracción en el útero provocando a la embarazada el deseo de empujar.
• FUNCIÓN SOSTENEDORA: el periné sostiene la vejiga, el útero, la vagina así como el recto.

Manteniendo saludable esta parte central de tu cuerpo, estarás cuidando estas cuatro funciones vitales y favoreciendo que todo funcione adecuadamente.

Algunas de las disfunciones en las que puede ayudar la fisioterapia del suelo pélvico

• Incontinencia urinaria, de gases así como fecal
• Rehabilitación del suelo pélvico
• Preparación a la maternidad
• Recuperación postparto
• Dolores o reducción de la sensibilidad en las relaciones sexuales
• Prolapsos urogenitales (sensación de peso vaginal así como anal)

Si desea realizar fisioterapia del suelo pélvico para mejorar su calidad de vida reserve cita en nuestro centro.