Homeopatía

La homeopatía es un método terapéutico que se basa en administrar pequeñas dosis de sustancias medicamentosas para activar las propias defensas de nuestro organismo. Así, se puede llegar suavemente a la mejora o curación de las enfermedades.

Esta técnica ya se empleaba en tiempos de Hipócrates pero fue el médico Samuel Hahneman. A finales del siglo XVIII quien puso a punto la preparación y la manera de administrar estos medicamentos.

En España, igual que en el resto de los países de la comunidad económica europea, los productos homeopáticos son medicamentos regulados por el Ministerio de Sanidad. (Real Decreto 2.208/94 de 16 de noviembre de 1994, publicado en el B.O.E. de 28 de noviembre de 1994).

Los medicamentos homeopáticos son preescritos para médicos y dispensados por farmacéuticos. Por eso, los licenciados en medicina, farmacia, y veterinaria, pueden estudiar esta terapéutica.

Ventajas de la homeopatía

  • No hay efectos secundarios, ni toxicidad por los medicamentos. Hay situaciones donde esto es especialmente importante: embarazo, niños, ancianos, enfermos del hígado, riñón, estómago…
  • Potencia los mecanismos de autodefensa. Es útil para la prevención de enfermedades recurrentes: bronquitis, otitis, resfriados, cistitis…
  • Permite tratar enfermedades crónicas: Migrañas, asma, rinitis alérgica, transtornos digestivos, reumatismos, hemorroides, depresiones, ansia, insomnio, eczema, berrugas, síndrome premenstrual, cansancio, estrés…
  • Es un buen soporte en el tratamiento psicoterapéutico. Permite estabilizar a los pacientes durante un tratamiento sin los inconvenientes de la dependencia a los antidepresivos o ansiolíticos.
  • Es una buena ayuda durante los cambios de la adolescencia y la menopausia.