¿QUÉ ES LA ARTROSIS DE MANOS?

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que deteriora el cartílago articular y el líquido sinovial que lubrifica la articulación. Puede afectar una o múltiples articulaciones del cuerpo humano. Las más frecuentes son rodilla, cadera, columna y manos, donde se desgasta el cartílago de estas pequeñas articulaciones de los dedos y de la muñeca.
Aproximadamente de un 6 a 8 % de la población sufre artrosis en las manos.

La disminución de la calidad de vida del paciente con sus limitaciones y sus incapacidades diarias, el aspecto emocional que conlleva tener estas limitaciones sin olvidar las consecuencias socioeconómicas por las bajas laborales, los costes de tratamientos y las intervenciones quirúrgicas, hace que los médicos nos esforcemos para mejorar en la medida de lo posible esta patología.

¿PORQUÉ TENEMOS ARTROSIS DE MANOS?

La causa fundamental es el desgaste de las articulaciones formadas por pequeños huesecillos con sus ligamentos en la muñeca y los dedos.
Puede ser progresiva donde va apareciendo de manera puntual en algún dedo de la mano en alguna actividad diaria o puede ser más rápida y agresiva llegando a ser muy invalidante.

La función de agarre, de precisión y de pinza entre otras funciones de la mano hace que ésta tenga una gran versatilidad. Su complejidad de movimientos y la gran capacidad que tiene de adaptarse a las múltiples funciones que demandamos, hace que sea una de las articulaciones que más utilizamos y necesitamos en el día a día.

Por ello en cuanto aparece una enfermedad que altera la función de nuestras manos genera una reacción de alarma y es motivo de gran preocupación y de consulta.

Factores predisponentes

  • Aparece normalmente en la edad madura, entre la 5ª y 6ª década de la vida. Aunque puede aparecer antes (artrosis precoz) o más tarde a partir de los 70.
  • Sexo femenino. Ocurre con mayor frecuencia en mujeres y puede ser más discapacitante. No se sabe exactamente el motivo, aunque si sabemos que la hiperlaxitud articular más propia de las mujeres, predispone a ello.
  • Genética y herencia. Muchos pacientes tienen antecedentes de algún familiar muy cercano que lo ha tenido.
  • Antecedentes traumáticos. Alguna fractura articular mal curada que afecte las articulaciones de las manos conduce a que esta articulación se deteriore más rápidamente.
  • Los microtraumatismos. En algunas profesiones expuestas a esfuerzos de presión y de trabajos repetitivos pueden predisponer al desarrollo de la artrosis de manos.
  • Actividad deportiva. Donde haya mucha exigencia en la utilización de las manos.
  • Sobrepeso y el stress. Existen estudios que demuestran que aparte de afectar la columna y rodillas, repercute también en las manos, particularmente en personas de índice de masa corporal elevado.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Puede aparecer en las dos manos de manera frecuente, aunque más predominante en general en la mano dominante.

  • Rigidez articular. Puede aparecer como síntoma inicial, particularmente por las mañanas, asociado a cansancio en las manos, que va empeorando progresivamente.
  • Dolor. Es el síntoma de alarma. Es un dolor al movimiento de la articulación, que normalmente cede en reposo. En ocasiones con brotes intensos y que muchas veces conlleva a que las articulaciones se vayan deteriorando muy rápidamente.
  • Deformidad de las articulaciones. A medida que avanza la patología y se van deteriorando las articulaciones acarrea debilidad en las manos, perdida de precisión y fuerza en los dedos.

Existen dos tipos de artrosis de las manos que pueden coexistir. La artrosis Nodular y la Erosiva.

La artrosis nodular que afecta predominantemente las articulaciones distales, es decir las del extremo de los dedos, apareciendo en ocasiones nódulos (nódulos de Heberden), que son como «bolitas de hueso», que pueden ser muy dolorosas y que deforman la articulación.
También van apareciendo pero con menos frecuencia en las articulaciones  más proximales de los nudillos (nódulos de Bouchard) y en la base del pulgar, la llamada rizartrosis del pulgar.
La artrosis erosiva, en cambio es más agresiva, afectando al hueso y al cartílago de manera más importante y va progresivamente deteriorando todas las articulaciones de las manos.

artrosis-manos-muneca-grup-policlinic

 

En fases muy avanzadas la deformidad, la rigidez y el dolor por puede ser muy invalidante.

 

¿CÓMO DIAGNOSTICAMOS LA ARTROSIS DE LAS MANOS?

Es importante que sea por un profesional capacitado, con experiencia en patologías de este tipo.

  • Las preguntas relevantes que le hacemos al paciente y la exploración física para saber el grado de artrosis, las articulaciones afectadas y la rigidez articular es básica para un buen diagnóstico, sin olvidar el tema emocional que conlleva el dolor crónico y las limitaciones que acarrea esta patología.
  • Rx de las manos. Crucial para saber la gravedad de la lesión y cuantas articulaciones están afectadas. Se estima que entre el 70 al 90% de las personas por encima de 70 años tienen algún signo radiológico de artrosis de las manos. Un 10 % pueden ser sintomáticos.
  • Resonancias y Ecografías. Pedidas ocasionalmente para valorar más específicamente el cartílago articular o los ligamentos deteriorados por la artrosis.
  • Analíticas y Gammagrafías óseas. En ocasiones para descartar un proceso reumático en vez de artrósico.

Cuanto antes se diagnostique la lesión, mayor será el porcentaje de éxito de los tratamientos.

12 CONSEJOS PRÁCTICOS Y RECOMENDACIONES

  1. Educación postural. Evita en la manera de lo posible los movimientos o la actividad que agrava el dolor.
  2. Evita sobresfuerzos en las articulaciones, no cargar grandes pesos, ayudarse de carritos.
  3. Baños de contraste, calientes y fríos para disminuir la inflamación.
  4. En fases agudas de dolor, reposo, férulas de descarga y crioterapia, hielo 3 veces al día.
  5. Automovilizaciones de las articulaciones afectadas. Ejercita tus manos entre fase y fase de  Si el dolor es muy activo reposo relativo.
  6. Mejora tu postura. El ritmo de trabajo de hoy. Los ordenadores y móviles requieren que estemos con las manos y los brazos en la misma posición muchas horas o con movimientos repetitivos. Busca elementos que te ayuden a mejorar las articulaciones de las manos y evita estar muchas horas en la misma posición. Haz descansos periódicos cada hora, hora y media y mueve y estira tus articulaciones.
  7. Lleva una dieta saludable, tipo antinflamatoria (más información) evita el sobrepeso y controla tu nivel de stress. Hacer ejercicio ayuda para ambas cosas.
  8. Evita deportes que impliquen gran fuerza de pinza y puño, ya que puedan desencadenar un brote inflamatorio.
  9. Utiliza herramientas adecuadas. Los utensilios en casa, que no sean demasiado pesados y que tengan el mango ancho. Asas en los vasos o tazas o en su defecto cogerla con las dos manos. Utiliza bolígrafos gruesos al escribir.
  10. Evita sujetar bolsas pesadas con los dedos, mejor distribuir el peso en las dos manos, antebrazo o hombros.
  11. Ten una actitud positiva a pesar de tus limitaciones. No permitas que las molestias y el dolor controlen tu vida. Adaptarse a las circunstancias es crucial, pero con optimismo.
  12. La prevención es la parte más importante del tratamiento, ya que muchas actividades que realizamos son parte responsable de la patología y a veces no somos conscientes.

¿CÓMO TRATAMOS LA ARTROSIS DE MANOS EN NUESTRA UNIDAD DEL DOLOR?

  • Trabajo en equipo. Equipo multidisciplinar, donde estudiamos cada caso de manera individual para conocer las causas que han producido el deterioro articular y actuar en consecuencia.
  • Acompañamos y aconsejamos al paciente para que sea consciente de su patología, los síntomas y las limitaciones que conlleva y ver cómo puede colaborar para mejorar la lesión, es decir que se involucre de manera activa en su patología.
  • Te recomendaremos si fuera necesario tratamientos antinflamatorios específicos o analgésicos si el dolor es importante en periodos cortos a ser posible, aunque hay que recalcar que la artrosis de manos no responde tan bien como en otras articulaciones a este tipo de tratamientos.
  • Tratamientos naturales condroprotectores para mejorar el cartílago dañado con suplementos alimenticios, que pueden mejorar la sintomatología y los brotes de la artrosis.
  • Baños con productos que mejoran la inflamación y el dolor. Recomendaremos ejercicios específicos para mejorar la movilidad. Mantener las articulaciones activas y flexibles, sin forzar el rango de movimiento, si existe dolor.
  • Rehabilitación funcional. Si fuera necesario, para mejorar los síntomas y el dolor con baños de parafina, ejercicios, magnetoterapia o diatermia.
  • Ocasionalmente infiltraciones de corticoides, aunque no somos muy partidarios de ello, ya que desinflama y mejora el dolor agudo solo de manera temporal y no llega al foco de la causa de la lesión.
  • Infiltraciones con Ácido Hialurónico, OZONO (más información) o con FACTORES DE CRECIMIENTO PLAQUETAR, caso que solo sea una sola o pocas articulaciones dañadas de la muñeca o de algún dedo en particular. Se realizan varias sesiones para mejorar el dolor y la calidad de la articulación.
  • La cirugía, como último recurso. En articulaciones muy específicas donde el dolor es persistente a pesar de los tratamientos o si se ha perdido la movilidad de una articulación que limita de manera importante las actividades diarias.

Consiste en ocasiones en fusionar la articulación afectada o en colocar una prótesis de materiales de última generación.

Nuestro equipo de cirujanos de mano, comandado por el Dr. Pairo te aconsejará el tratamiento quirúrgico más adecuado.

INFILTRACIONES DE MONOCITOS. Lo último en tratamientos biológicos, para artrosis de manos y muñeca cuando ya están afectadas muchas articulaciones de las manos.
Somos pioneros en España en este tipo de terapia para la artrosis y la artritis de las manos, con unos resultados excelentes, con una sola sesión, ya que mejora el dolor, la inflamación y lo más importante la calidad del cartílago y evita en muchas ocasiones que la lesión progrese de manera rápida y agresiva.

En nuestra UNIDAD DEL DOLOR Y MEDICINA REGENERATIVA estaremos encantados de ayudarte y aconsejarte el tratamiento más específico para tu artrosis de manos.

Si te preocupan tus manos, te recomendamos que consultes con nosotros.

Dr. A. Pairó / Dr. D. Adán
Unidad del dolor y medicina regenerativa