Cada disciplina tiene sus afecciones y el golf no es una excepción.

Aparentemente el golf no es un deporte muy exigente, se trata de un deporte muy técnico y a priori puede parecer que no requiera un gran esfuerzo físico, pero para evitar lesiones es necesario estar en forma.

La técnica es muy importante, pero también lo es realizar ejercicios de estiramientos antes y después de jugar. Así como potenciar la resistencia y la flexibilidad de ciertas articulaciones, para tener un buen tono muscular y evitar lesiones que en muchas ocasiones se cronifican.

Las articulaciones más afectadas son las lumbares, los codos, las muñecas, las manos, los hombros y las rodillas. Son las que se cargan más, ya que es un deporte asimétrico por lo que requiere equilibrar el balance articular.

Las lesiones más comunes son debidas al swing y a los movimientos repetitivos.

Sobrecargas de las lumbares y dorsales que producen protusiones o hernias discales, lesiones tendinosas crónicas en el codo, tendinitis en la muñeca, lesiones en los huesos de la muñeca y tendinitis en los hombros.

Las rodillas y los tendones de Aquiles también pueden sufrir lesiones meniscales por el movimiento de rotación del cuerpo en el swing.

Hace más de 10 años que Policlínic Torreblanca incorporó la Unidad del Dolor y Medicina Regenerativa para atender a pacientes con dolencias muy concretas y dar un tratamiento eficaz a las lesiones articulares y las lesiones tendinosas.

Entre los tratamientos más efectivos que se realizan en la Unidad del Dolor y Medicina Regenerativa destacan los factores de crecimiento y los monocitos.

Con ellos conseguimos reemplazar células dañadas por otras sanas en el tejido elegido.

Factores de crecimiento Ozonizados

El tratamiento parte del uso de las plaquetas de la sangre del propio paciente y su capacidad para regenerar células usando el factor de crecimiento que poseen en su interior.
La técnica aprovecha el potencial de las plaquetas para poder regenerar aquellos tejidos dañados por el desgaste articular, como en el caso de la artrosis, o por el daño músculo tendinoso.

¿Quieres saber más sobre los Factores de Crecimiento Ozonizados?

Monocitos

Este tratamiento combate la inflamación y la degradación de los tejidos dañados mediante el uso de monocitos.

Los monocitos son células que se encuentran en los glóbulos blancos.

Estas células, junto con otras funciones de protección, regeneran tejidos a través de nuestro sistema inmunitario.

La medicina del dolor usa terapias biológicas con efecto regenerativo. Con ellas conseguimos reparar, mantener y mejorar la función de órganos y tejidos.

¿Quieres saber más sobre el tratamiento con Monocitos?

¿Qué beneficios tienen estos tratamientos?

El uso de estos dos técnicas (PRP y MONOCITOS) para el tratamiento de lesiones articulares y músculo tendinosas nos permite:

  • Tratar el dolor y a la vez regenerar la articulación, músculo o tendón para su curación.
  • Acelerar la curación de patologías relacionadas con los traumatismos o el desgaste articular.
  • Crear un tratamiento a medida para cada paciente a partir de su propia sangre.
  • Evitar la medicación y la cirugía, en la mayoría de los casos.

El tratamiento no comporta ningún riesgo de rechazo por parte del paciente al que se le realiza, y se debe a que se usa el propio plasma del mismo paciente.

La técnica es de uso habitual en deportistas de élite que requieren la recuperación de sus lesiones lo más rápida y efectiva posible.

Se realiza todo en una consulta médica por el equipo del Dr. Pairó usando todas las medidas asépticas y material especializado adecuado para este tipo de tratamientos.

Con dicha técnica se consigue evitar la cirugía en gran parte de lesiones traumáticas y artrósicas. Tanto las que son agudas, como aquellas crónicas o degenerativas.

Médicos especialistas en tratamientos biológicos y reparadores músculo esqueléticos de la Unidad de Medicina del Dolor en los centros de Grup Policlínic:

Dr. Daniel Adán Col. 33.454 COMB
Dr. Álex Pairó Col. 27.311 COMB