Debido a la pandemia que estamos sufriendo en todas las especialidades médicas se han reducido las visitas médicas presenciales a tratar, solo el COVID-19 y únicamente en casos que eran urgentes, que no podían demorarse se han tratado pacientes libres de síntomas de COVID-19. Ahora empieza la fase de desescalada.

Actualmente parece que los peores momentos han pasado empieza la desescalada y es hora de intentar retomar la normalidad y volver a disponer de los cuidados médicos que disfrutábamos anteriormente.

Tanto en la sanidad pública como en la privada, se había reducido la asistencia médica al mantener los servicios de urgencias y al asistir telemáticamente a todos los pacientes que lo solicitaran, para orientarlos y tratar de evitar la necesidad de una visita presencial.

En esta fase de desescalada vamos a seguir manteniendo ambas actividades, es decir, las urgencias y la teleasistencia (las visitas que se puedan realizar telefónicamente) pero además ya disponemos de la visita presencial en todos los centros de Grup Policlínic (consultas, controles, revisiones, vacunas, etc.).

El Dr. Pablo Díaz oftalmólogo de Grup Policlínic nos explica que en el campo de la oftalmología hay mucha patología que ya no se puede ir demorando sin menoscabo de la salud ocular. Por poner algún ejemplo podríamos citar:

  • Los controles de tensión ocular y campos visuales en glaucomatosos.
  • Las revisiones de fondo de ojo en diabéticos.
  • Las graduaciones en niños para evitar ambliopías.
  • Las molestias oculares que necesitan ser diagnosticadas.
  • Las cataratas que estén afectando la calidad de vida.

Toda aquella afectación ocular que no ha desaparecido por la pandemia si no que había tenido que ir aplazando su control.

Medidas a seguir en tu visita médica

Sin duda todavía nuestra principal preocupación e interés es la seguridad de los pacientes y también de los sanitarios. Por ello los centros de Grup Policlínic estamos aplicando unas estrictas medidas para la desescalada, que ya han sido comentadas, e incluyen: guantes y mascarillas, control de temperatura y del aforo en la entrada, medidas de separación adecuadas y toda aquella protección física para garantizar un ambiente seguro y libre de cualquier riesgo de contagio.

Además de estas medidas en los espacios comunes también se aplican otras específicas que varían según la especialidad que visita.

En el campo de la oftalmología, nos comenta el Dr. Díaz, que se están siguiendo las recomendaciones que han promulgado las sociedades oftalmológicas a nivel nacional e internacional. “En especial seguimos el protocolo llamado “Recomendaciones para la atención a pacientes oftalmológicos en relación con emergencia COVID-19” realizado conjuntamente por todas las sociedades españolas de oftalmología que incluye: SEO, SERV, SECOIR, SEG, SEEOP, entre otras.”

En las consultas oftalmológicas podemos destacar como medidas específicas que aplicamos:

  • Colocación de mamparas de separación en la lámpara de hendidura.
  • Limpieza de todo aparato que haya está en contacto con el paciente con alcohol isopropilico 70% tras la visita.
  • Uso de guantes y mascarilla por el personal que se relaciona con el paciente: Oftalmólogo y optometrista.
  • Visitas sin acompañante.
  • Intentar reducir el tiempo de visita.
  • Evitar la exploración de vía lagrimal y en la medida de lo posible el contacto con la córnea.
  • No usar oftalmoscopio directo ni neumotonómetro.
  • Mantener, en la medida de lo posible, la distancia de seguridad.

Con todas estas medidas necesarias que se toman y que, sin duda, son incómodas en su aplicación pero que priorizan la seguridad de todos volveremos a dar el servicio oftalmológico con la misma calidad que de siempre.


¿Nos ayudas a compartir?