Desde el mes de marzo nos encontramos, como no puede ser de otro modo, confinados en el domicilio para intentar frenar una de las crisis sanitarias más importantes que la mayoría de nosotros podemos recordar. La colaboración de todos ha sido clave, al menos hasta ahora, para intentar controlar la infección de la COVID 19.

Toda la población está trabajado de manera conjunta para un mismo objetivo: salvar el mayor número de vidas posibles.

Ahora nos dicen, ya podéis salir a la calle poco a poco, por fases. Muy bien. Y…al médico, ¿puedo ir? Pues sí.

Al médico has podido ir en todo momento, tan solo pedíamos que no salieras de casa si no lo creías estrictamente necesario.

El 8 de mayo, en plena crisis sanitaria, es el día mundial del cáncer de ovario. Una enfermedad silenciosa, capciosa, que requiere ser atendida en directo para intentar diagnosticarla lo antes posible.

El cáncer de ovario

El cáncer de ovario es el sexto más frecuente entre las mujeres, con aproximadamente 205.000 casos nuevos por año en el mundo, significando entre el 4 y el 5% de los tumores femeninos.

Hay tres tipos de cáncer de ovario (carcinoma epitelial, tumores de células germinales y tumores del estroma).

La elevada mortalidad del cáncer de ovario básicamente se debe a dos factores:

  • Diagnóstico tardío de la dolencia
  • Ausencia de pruebas de screenig eficaces.

Los síntomas

La sintomatología del cáncer de ovario es lenta y confusa, no tiene ningún signo guía específico. Esto es debido a que en la mayoría de casos crece a través del abdomen de manera silenciosa y cuando empieza a dar síntomas la enfermedad ya está avanzada (hecho que determina el pronóstico de la dolencia).

Los síntomas ante los cuales debes consultar a tu ginecólogo son:

  • Distensión abdominal progresiva.
  • Sensación repetida y persistente de plenitud con la comida, incluso con pequeñas cantidades.
  • Molestias pélvicas y/o abdominales que persisten y no tienen una explicación lógica.
  • Molestias urinarias y/o con las deposiciones que persisten y no se explican por otras causas.
  • Sangrado vaginal inapropiado.

El diagnóstico

El diagnóstico se establecerá muchas veces en la consulta del especialista en ginecología. Una buena anamnesis, una correcta exploración física y una adecuada ecografía pueden establecer el diagnóstico en la mayoría de los casos. El apoyo con otras pruebas de imagen como son los TACs, RMN, PRT-TACs serán necesarias bien para establecer diagnóstico, bien para estudiar la patología y establecer un correcto tratamiento.

Reflexión del Dr. Jiménez Ortuño

El equipo de Ginecología y Obstetricia Dona i Nen, que pasamos consulta en los centros de Grup Policlínic hemos estado trabajando de manera incansable desde los inicios de esta pandemia, actuando de manera coordinada con los centros médicos para dar la mejor respuesta a la ciudadanía. Hemos intentado hacer el máximo trabajo de manera no asistencial para no aumentar el riesgo de la población, pero a la vez hemos intentando que se sintieran acompañadas, hemos visitado de manera presencial los procesos que no se podían hacer de manera telemática.

Estoy convencido que podríamos haber hecho mucho más, estoy convencido que no hemos llegado a todo el mundo como habría estado deseable. Pero también tengo la certeza que nos hemos esforzado, que hemos sido cada día, y muchos de nosotros 24 horas en el día de manera incansable, pendientes de todas vosotros para que todo saliera bien.

Este es un éxito vuestro, y os damos las gracias por dejarnos estar a vuestro lado cuando lo habéis necesitado.

Dr. Jiménez Ortuño

Director de Atención Integral Dona i Nen


¿Nos ayudas a compartir?