El running se ha convertido en uno de los deportes más practicados en los últimos años, cada vez hay más profesionales, pero también aumentan cada año los corredores amateurs.

Es un deporte muy popular, ya que es asequible y nos ayuda a mantenernos en forma, sin embargo, también es uno de los que más lesiones acumula.

La gran mayoría de lesiones se podrían evitar, solo hace falta hacerse algunas preguntas:

  • ¿Por dónde corro?
  • ¿Con qué intensidad?
  • ¿A qué ritmo?
  • ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Cómo estoy físicamente?
  • ¿Qué calzado llevo?

 

¿Cómo tiene que ser mi sesión de running?

Antes de nada tenemos que ser conscientes de nuestro estado de forma física, eso es primordial para no forzar el cuerpo.
La sesión básicamente debe ser muy progresiva, con calentamiento y estiramiento previo para evitar lesiones.

 

¿Cómo son las lesiones más habituales?

Existen lesiones agudas que requieren tratamientos más elaborados, como esguinces de tobillo y de rodilla, sobrecargas musculares, pequeños desgarros…la mayoría de ellas por sobreuso o por estar en baja forma física.

Las lesiones crónicas más frecuentes se encuentran en el tren inferior, particularmente en columna lumbar, con protrusiones o hernias discales.

En las rodillas lo más común son las lesiones suelen ser: de desgaste de las rótulas, del cartílago de la articulción, produciendo artrosis por sobreuso y lesiones del tendón rotuliano y de la cintilla iliotibial.

En las piernas son muy recurrentes las lesiones de periostitis tibiales, y en el caso de los pies la fascitis plantar, metatarsalgias y fracturas de estrés.

En el caso del running concretamente, los tobillos suelen ser castigados muchas veces por un esguince mal curado que ha afectado a los ligamentos, también podemos tener dolor articular por sobrecarga crónica por un mal apoyo del pie.

 

¿Qué tratamiento necesito?

Lo primero y más importante es realizar un buen diagnóstico para saber cuál es la causa que ha producido la lesión, y no tratar solo las consecuencias.
Este diagnóstico se basa en un estudio multidisciplinar, con pruebas complementarias y estudio de la marcha para saber el tipo de pie del paciente etc…

Una vez tenemos el diagnóstico exacto podemos actuar en consecuencia.

 

¿Cómo retomo mis entrenos de running?

  • Es importante una vez se ha producido la curación de la lesión, reiniciar el entrenamiento cuando no exista dolor en reposo.
  • No debemos aumentar el tiempo de carrera si terminamos las sesiones con dolor.
  • Importantísimo calentar y estirar adecuadamente durante unos minutos antes del entreno.
  • Empezar con ritmo suave y 2/3 veces por semana hasta llegar a coger el ritmo previo a la lesión.

 

¿Tienes dudas? Visítanos

En la Unidad del Dolor y Medicina Regenerativa de Grup Policlínic, el Dr. A. Pairó y Dr. D. Adan, tienen más de 10 años de experiencia en tratamientos para este tipo de lesiones.
Especialistas en el diagnóstico desde un punto de vista multidisciplinar para tratar las lesiones de la manera más eficiente a través de tratamientos de última generación.

El objetivo es que el paciente vuelva a su actividad física con plenas garantías y de manera más rápida y segura.

Para ello, la Unidad del Dolor y Medicina Regenerativa cuenta con tratamientos de ozonoterapia y tratamientos biológicos para regenerar el cartílago o el tendón dañado de manera eficaz. También se utilizan tratamientos novedosos como el uso de plasma rico en plaquetas y lo último en medicina regenerativa, los monocitos.

 

Dr. A. Pairó

Col. 27.311 COMB

Traumatólogo de Grup Policlínic

Especialista en Medicina Regenerativa


¿Compartes?