Tomar el sol sin protección envejece nuestra piel.

Los rayos UV bajan la hidratación y el grosor de la piel, dándonos un aspecto cansado y sin brillo. También disminuyen la presencia de colágeno y elastina de las células, dos proteínas clave en el rejuvenecimiento y cuya carencia se traduce en arrugas.

Hay la falsa creencia que la crema solar solo hay que usarla en verano, pero el sol sale todos los días y los rayos UV trabajan igual en nuestra piel. Por suerte la medicina estética dispone de tratamientos reparadores celulares que en pocas sesiones devuelven el brillo a nuestro rostro. Estos trabajan desde el interior de nuestra piel para devolverle su esplendor.

Una de las lesiones estéticas que más preocupa son las manchas faciales, nos explica el Dr. Aspillaga. Tenemos que saber que la piel tiene memoria y va almacenando el sol que tomamos durante toda nuestra vida.

Es como un vaso que se llena de agua y cuando ya no tiene más cabida, el agua cae. Así nuestra piel va absorbiendo los rayos del sol y cuando ya no tiene más cabida, aparece la mancha.

Hoy en día existen diferentes tratamientos que solos o combinados, consiguen tratar las manchas y mostrar una piel uniforme con el consecuente rejuvenecimiento. Los peelings despigmentantes, el IPL y la avanzada tecnología láser dan unos resultados muy satisfactorios.

Por desgracia, no todas las lesiones son benignas y por eso tenemos que vigilar  las nuevas manchas, lunares o verrugas que aparecen en nuestro cuerpo, o si vemos cambios en las que ya tenemos.

Por eso aconsejamos hacer una visita al especialista en caso de:
  • Tener algún lunar en el que las dos mitades no son iguales, o su contorno es difuso o irregular.
  • Aparición de una lesión de color no uniforme y con diferentes tonos oscuros, marrones y negros.
  • Tener un lunar que supera los 6 mm. de diámetro.
  • Si vemos cambios en una lesión de a piel que hace tiempo que teníamos.

El sol es un potente antiestrés, porque produce endorfinas, las hormonas de la felicidad. También lo necesitamos para asimilar correctamente la Vitamina D.

Queremos que disfrutes del verano y del sol reduciendo sus efectos nocivos, por eso es importante.
Aplicarse la crema solar correctamente
Saber que filtro es el más adecuado en función de nuestra piel

Algunos consejos más:

    • Sé generoso con la aplicación del protector solar.
    • Hazlo de forma uniforme.
    • La primera aplicación tiene que ser 15 minutos antes de la exposición al sol, para que la piel pueda asimilar el producto.
    • Repite la aplicación cada 2 horas o después de mojarte o sudar mucho.
    • Usa cremas solares según tu piel (seca, mixta, grasa).
    • Evita la exposición solar entre las 12 y las 16 horas, en verano.
    • Usa ropa de color clara, sombrillas, sombreros, gafas de sol y otros accesorios para evitar el contacto directo del sol en las horas más fuertes.

Ahora puedes aprovechar la campaña gratuita de la Salud de la Piel.

¿Tienes un lunar o alguna mancha?¿Quieres saber si es una lesión benigna?

Durante este mes de mayo valora el estado de tu piel.Tienes una visita gratuita con el doctor.