En este confinamiento hemos comprobado que con el teletrabajo estamos mejor preparados para cambiar nuestros hábitos de lo que pensábamos, y esta realidad temporal nos ha hecho darnos cuenta de nuestra capacidad para trabajar desde casa.

Existen factores psicosociales en materia de seguridad laboral que si el “teletrabajador” los tiene en cuenta puede ayudarle en su nueva rutina, son medidas informativas y preventivas que hoy queremos compartir con vosotros.

Primero nombraremos los factores psicosociales más comunes que sufren las personas que trabajan desde casa:

  • Horas de trabajo excesivas.
  • Desdibujamiento de las líneas entre el trabajo y la vida familiar.
  • Cargas múltiples (responsabilidades del trabajo, tareas domésticas, cuidados a los miembros de la familia, maestros para los niños, etc.).
  • Frustración y aburrimiento.
  • Violencia doméstica.

Segundo os proporcionaremos algunas medidas para prevenir y reducir el estrés de las personas que estáis trabajando desde vuestros domicilios.

  • Expectativas claras (objetivos, tareas, etc.).
  • Desconexión del trabajo en horas específicas reservadas para el descanso y la vida personal.
  • Equipos apropiados (ordenadores, portátiles, aplicaciones para el teletrabajo, apoyo informático adecuado, etc.) y espacio dedicado al trabajo.
  • Formación.
  • Buen sistema de comunicación.
  • Servicios de apoyo, como programas de asistencia al trabajador

El teletrabajo se ha posicionado como uno de los métodos más seguros para poder seguir trabajando y así empleados y empresas puedan salir adelante.

Pronto estaremos de vuelta en nuestros puestos de trabajo pero mientras tanto no te olvides de cuidarte.

Si tienes preguntas no dudes en contactar.


Si te ha parecido interesante esta información ahora puedes compartirla en: