LAS URGENCIAS GINECOLÓGICAS MÁS FRECUENTES EN ÉPOCA ESTIVAL

 

Durante los meses de verano se disparan las urgencias ginecológicas de infecciones vulvovaginales.

Si bien estas infecciones están presentes todo el año es el periodo veraniego donde se hacen más frecuentes, llegando a representar el 20% del total de las consultas que recibimos en nuestro servicio de urgencias de ginecología y obstetricia.

 

Estas infecciones vaginales no tienen edad y las pueden sufrir todas las mujeres, creando un malestar en su día a día, puesto que provocan:

  • escozor y picor en el área genital externa
  • secreción vaginal abundante y anormal
  • mal olor
  • Molestias en las relaciones sexuales, etc.

 

Ante estos síntomas siempre hay que visitar al ginecólogo y obtener un diagnóstico rápido para nos prescriba el tratamiento adecuado y no recurrir nunca a la automedicación, ya que estos síntomas también pueden estar motivados por otras causas, por ejemplo, una candidiasis (infección por hongos) que tendría un tratamiento diferente al de una infección vaginal.

 

Visita el servicio de urgencias ginecológias ante cualquier síntoma o duda y no te automediques. Los mismos síntomas pueden deberse a diferentes a diferentes causas

 

En verano hay factores que debilitan el sistema inmunológico, como por ejemplo el calor y la ropa húmeda, que hacen que las zonas intimas estén expuestas a una humedad superior que el resto del año. Esto favorece a cuadros de infecciones e irritaciones.

Nuestros consejos para prevenir infecciones son:

  • Evitar estar con ropa húmeda después del baño.
  • Usar ropa íntima de algodón y evitar los salvaslip.
  • No uses ropa de vestir demasiado ajustada.
  • Ten un cuidado más frecuente de tu higiene íntima usando un jabón de PH neutro que respete tu floral vaginal.
  • No depiles la zona íntima de forma integral, puesto que el vello púbico protege de las bacterias.

 

Dr. M. A. Jiménez

Colegiado 36.082 COMB

Unidad de Ginecología y Obstetricia

Grup Policlínic

 

Si te ha parecido interesante este artículo y sus consejos puedes compartirlo en: