Osteopatía

La osteopatía es el arte médico de diagnosticar y tratar, de manera manual, las disfunciones de la micromovilidad de los tejidos corporales así como del juego articular que dan problemas funcionales y de salud.

La acción de la osteopatía es a la vez preventiva y curativa.

La osteopatía se basa en:

  • Metodología médica para llegar a un diagnóstico.
  • Terapias manuales adaptadas a cada caso.
  • Aplicación de técnicas probadas.

La osteopatía mejora o cura enfermedades como:

  • Lumbalgias, dorsalgias y cervicalgia no traumáticas.
  • Dolores de cadera de origen tendinoso por su relación con la columna vertebral.
  • Problemas de hombro
  • Epicondilitis crónica
  • Esguince de tobillo crónico

El concepto de osteopatía se integra en el ámbito de la Medicina Manual, es decir, necesitamos efectuar un diagnóstico médico explorando todas aquellas alteraciones de la movilidad y palpación de las estructuras que presentan dolor para poder encontrar la existencia de lo que se llama Disfunción segmentaria Vertebral Menor, causantes de dolores locales y a distancia que muchas veces no tienen nada que ver con patologías existentes de base. Pero que al corregirla mejoran también dichas patologías.

Las indicaciones principales son todos los dolores intervertebrales menores cuya exploración nos dé el permiso para trabajar con unas técnicas u otras sin interferir en ningún momento tratamientos postoperatorios o de traumatólogos.

Una vez efectuado el diagnóstico mediante exploración manual, balance muscular, tests específicos y si es necesario pruebas complementarias, pasamos al tratamientos osteopático con el trabajo del tejido blando a nivel fascial y muscular y finalmente, si es necesario, las técnicas articulares sean de Energía Muscular o bien maniplulaciones vertebrales correctoras.