El tratamiento de auto hemoterapia es la vía por excelencia para aplicar dosis suficientes para obtener efectos sistémicos en múltiples enfermedades, porque permite un amplio rango de dosificaciones.
Con total asepsia y pequeñas dosis de anticoagulante, extraemos y tratamos con ozono médico, la sangre del propio paciente.

Posteriormente, y por medio de un sofisticado sistema cerrado estéril de un solo uso transfundimos inmediatamente el preparado al propio paciente.

Esta terapia permite incrementar la capacidad de respuesta del sistema inmunitario estimulando la producción de anticuerpos para luchar contra las enfermedades.

La muestra de sangre del paciente es analizada, procesada y tratada para después ser retornada al organismo.

¿En que casos es efectiva la auto hemoterapia?

  • Dolor muscular
  • Malestar general
  • Estados de ánimo