La solución a los dolores de las articulaciones y de los tendones

 

Dr. Adan Grup Policlinic

El uso de los factores de crecimiento para lesiones articulares y musculotendinosas, es una de las técnicas que se usan en la actualidad para acelerar la curación de patologías relacionadas con los traumatismos o el desgaste articular.

Hoy en día, y con la experiencia que tenemos, nos sentimos orgullosos de haber ayudado a muchas personas, con sus lesiones invalidantes y dolorosas, donde la cirugía no era la solución definitiva. Ver año tras año la mejora, no solo del dolor sino también del daño articular y muscular, nos hace seguir adelante con la convicción de ir por el buen camino.

Poder usar la propia sangre del paciente, como herramienta curativa de sus lesiones, no es solo un tratamiento revolucionario, sino que aprovecha la capacidad del propio cuerpo para reparar aquello que está dañado. Nos llena de satisfacción ver como nuestra lucha contra la artrosis y el daño muscular crónico, incluso dolor agudo en deportistas, es un éxito y devuelve a los pacientes su calidad de vida.

 

 

EL TRATAMIENTO

El plasma rico en factores de crecimiento, es una de las últimas técnicas de regeneración celular útil para acelerar la curación de lesiones de las articulaciones desgastadas (artrosis) así como regenerar lesiones tendinosas y musculares y acelerar el proceso de reparación de una articulación, tendón o músculo.

 

Tratamiento factores de crecimiento Grup PoliclínicConsiste en la extracción de sangre del paciente,  para ser centrifugada en una máquina especial. Posteriormente se separa el plasma rico en plaquetas (que tienen en su interior factores de crecimiento celular). A continuación, se infiltra el plasma al paciente en la zona afectada. Estas plaquetas se activan con cloruro cálcico rompiendo la membrana de las mismas y liberando los factores regenerativos.

En Grup Policlinic empleamos una técnica todavía más avanzada al OZONIZAR, los factores de crecimiento. Es decir, mezclar el plasma rico con ozono. Así activamos muchos más factores regenerativos y potenciamos los ya liberados. Con esto conseguimos regenerar más las células deterioradas y hacerlo de forma más rápida. El ozono presenta además dos propiedades importantes: Tiene una función antiinflamatoria que consigue mejorar la sintomatología dolorosa, y posee un efecto antiséptico que impide la infección con la infiltración.

Esta técnica está indicada especialmente en artrosis de rodilla, lesiones tendinosas del hombro, tendinitis crónicas del codo, tendinitis del tendón de aquiles, rupturas musculares, como tratamiento de apoyo en artroscopias de rodilla y lesiones meniscales, y en protrusión y hernias discales.

Este tratamiento está al alcance de cualquier paciente, sin restricción de edad, con resultados satisfactorios y muchas veces evitando la cirugía.

¿Qué beneficios aporta este tratamiento?

  • La técnica no comporta ningún riesgo de rechazo. Esto se debe a que se usa el propio plasma del mismo paciente.
  • Se realiza todo en consulta médica usando todas las medidas asépticas y material especializado.
  • Es de uso habitual en deportistas de élite que requieren la recuperación de sus lesiones lo más rápida y efectiva posible.
  • Se consigue evitar la cirugía en gran parte de lesiones traumáticas y aftósicas. Tanto las que son agudas, como aquellas crónica o degenerativas.

 

 

“He recuperado mi calidad de vida, puedo caminar, subir y bajar escaleras, incluso correr, sin sentir dolor ni molestias.”

 

 

reserva cita