La sustancia de nuestro organismo encargada de cuidar la piel es el ácido hialurónico.

A partir de los 35 años, la cantidad de ácido hialurónico en nuestro cuerpo empieza a reducirse progresivamente hasta ser insuficiente. Es ahí cuando la piel se deshidrata, pierde elasticidad y empieza a envejecer notablemente. Aunque la edad es el motivo principal de la pérdida de ácido hialurónico, los cambios de temperatura y la exposición solar también afectan.

El ácido hialurónico es una sustancia transparente que actúa como una esponja: atrae y retiene el agua en nuestras células, para hidratar la piel, y estimula la creación de colágeno, para regenerarla. Al ser una sustancia natural que tenemos en el cuerpo, podemos reponerla fácilmente. Pero, ¿dónde aplicamos el tratamiento de ácido hialurónico?

Los rellenos

El tratamiento de ácido hialurónico más recomendado es para las arrugas faciales. Especialmente en el contorno de los ojos, en los pómulos, en las arrugas labiales, peribucales o “código de barra”. Es una zona notablemente afectada por la pérdida de ácido hialurónico y su regeneración es rápida y eficaz.

Labios

Una buena actuación facial toma en cuenta las proporciones de los labios con el resto de la cara. Aplicar ácido hialurónico en esta zona no significa engrosarla directamente, sino perfilar y definir los contornos. Con el objetivo de que la acción consiga efectos naturales pero atractivos.

Ojos

El contorno de los ojos es un área importante, sobretodo con las famosas  “patas de gallo”, esas arrugas en los ángulos externos de los ojos. Otro problema importante en esta zona es la aparición de ojeras, que tienen que tratarse con mucha delicadeza técnica, por la absorción y captación de agua. Es una zona más complicada de tratar pero no por ello menos eficiente.

Pómulos

Mejoramos el contorno facial y el volumen mediante abordajes indirectos, de manera que influimos en los vectores de tracción de la piel, logrando naturalidad.

Surco nasogeniano

Ese surco que está entre los labios, el ala nasal y la mejilla, tiende a pronunciarse con la edad, no solo por la pérdida propia de hidratación y volumen, sino por efecto de la caída de los tejidos (piel) adyacente en pómulos. Por tal razón, se logra rellenar dando jovialidad al contorno facial.

 

Si quieres más información sobre alguno de estos tratamientos con ácido hialurónico reserva gratis tu primera visita llamando al 902 026 821.


¿Te ha gustado el articulo? ¡Compártelo!