Desde el C.I.R. compartimos hoy el caso real de Anna M. López. a quien hemos entrevistado para conocer como ha sido su experiencia.

¿Cómo te definirías?

Soy una mujer de 57 años de edad, sana y con una vida personal y profesional muy activa.

¿Por qué decidiste visitarte en el C.I.R.?

En el mes de mayo sufrí una bronquitis de diez días de evolución. Después de esta enfermedad me sentía muy cansada, aunque realicé una vida personal y profesional totalmente normalizada.

Al cabo de un mes recaí con un contagio por COVID -19. Este fue muy severo y pasé por todas las etapas por las que se puede pasar. También he de comentar que dos miembros de mi unidad familiar también cayeron a la par, con lo cual no pude realizar el reposo ni la recuperación recomendada.

Mi estado físico después de dos semanas de evolución no era el normal.

Había leído que en Policlinic Torreblanca se había instaurado un servicio de terapias innovadoras y concerté hora de visita con el Dr. Adán – Dra. Gold. Después de realizarme varias pruebas y análisis me plantearon realizar un tratamiento de sueroterapia totalmente personalizado.

¿Notaste cambios tras realizarte el tratamiento?

Después de dos sesiones realizadas espaciadas por una semana, mi cambio de estado anímico y de salud ha sido espectacular. Ha sido un cambio en: piel, pelo, uñas y sobre todo a nivel de salud, vuelvo a tener la misma energía que antes por no decir que más y mi rendimiento físico es fantástico.

¿Recomendarías el tratamiento de sueroterapia?

Es una terapia que recomiendo realizar, aunque no exista ningún problema de salud yo lo definiría cómo «una inyección de salud«. Gracias, gracias, gracias, a todo el equipo de C.I.R. por ayudarme y aconsejarme sobre este tratamiento, nunca pensé que en tan poco tiempo pudiera poder a sentirme tan bien.

Comparte esta recomendación en